HISTORIa

A ambos lados de la frontera, en los alrededores de Děčín, se encontraban las herrerías y fundiciones, que desaparecieron, en su mayoría, tras de la guerra de los 30 años.  
En el pueblo de Tyssa (Tisá) comenzó la fabricación de cucharas de estaño fundido en el año 1750. Más tarde se comenzaron a fabricar también manillas, hebillas, herraduras, campanillas, cascabeles  y otros adornos del arnés del caballo.  
Ya en el año 1757 Sr. Christian Hiecke en Petrovice fabricaba hebillas de estaño y del año 1770 datala historia de los botones de estaño, o más generalmente de los botones metálicos, en Bohemia del norte. 

 

 

A principio del siglo XX ya trabajaban  en Tisá y sus alrededores más de 3000 empleados que fabricaban más de 300 modelos de botones, cuyos tipos y diseños se ajustaban al deseo del cliente. Aquí se diseñaron máquinas y equipos para la fabricación de botones, cuyo mecanismo se guardó esmeradamente en secreto, debido a razones de la competencia. 
Los botones iban encontrando sus mercados en todos los continentes y Tisá se convirtió en el lugar de origen de los botones metálicos en Europa.